gatito

 

Más de una vez una empresa se preguntó: «¿Por qué mis posts en redes sociales no tienen repercusión y esa foto del gatito se compartió ya 1500 veces?» Entonces concluyen: «Ah, ya sé, voy a poner gatitos». Y por todos lados hay gatitos que nos desean buen lunes, buen viernes, gatitos dormilones, gatitos amigos de perritos, gatitos que hacen chistes… pobres gatos.

La respuesta a la por qué estos posts tienen repercursión, es muy simple: ¡a todos nos gustan los gatitos! Son tiernos, peluditos y mimosos. El problema es que estamos hablando en redes sociales de… ¡gatitos! Y tendriamos que estar hablando de nuestra marca, nuestros productos, nuestros servicios. Pero a la gente no parece interesarle tanto hablar de eso. Y en cierta medida, esto es verdad.

Existen las personas a las que les interesarán mis productos, sencillamente no son «todas las personas». Los gatitos tienen esta cualidad cuasi universal, pero lo más probable es que la empresa que queremos promocionar no venda gatitos. Entonces, lo que necesitamos es encontrar a ese público potencialmente interesado, y ofrecerle contenidos que sean de real interés para él. Esto no significa hablar continuamente de nuestros productos, por supuesto. Pero sí tenemos que hablar desde la voz de la marca, generando contenidos lo suficientemente relevantes, creativos y pertinentes como para que la conversación sea entre una empresa y sus potenciales clientes.

Posicionemos empresas. No gatitos.

 

 

Todavía no hay Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat
¿Tenés alguna consulta?